origen-halloween-portada
Artículos de historia

El origen de Halloween, de Samhain a Estados Unidos

Por Verónica de la Cruz, redactora de contenidos en Britania for you

 

Durante los últimos años se ha planteado a menudo esta pregunta: ¿Es Halloween una fiesta Estadounidense? La respuesta es sí y no. El origen de Halloween se remonta miles de años antes de la creación de los EEUU, de hecho se sabe que ya lo celebraban en Europa las sociedades pre-cristianas que dominaban el viejo continente en aquellos entonces, pero los elementos que conformaban aquella tradición eran algo diferentes de lo que ha evolucionado hasta nuestros días. 

Estados Unidos ha reinventado Halloween, asimilando ciertas costumbres a lo largo del tiempo hasta convertirla en la fiesta de disfraces que es en nuestros tiempos, donde el culto al ocio, el consumismo y el terror cobran un papel protagonista.   

Muchas personas tal vez se sorprenderían de que muchos elementos de Halloween tienen raíces también en la península Ibérica, que hace miles de años estaba habitada por Celtas, Iberos y Celtíberos, estos últimos un híbrido de ambas civilizaciones que compartían raíces. No hay más que indagar un poco en ciertas tradiciones de Galicia y el norte de España.

Una vez más, recurrimos a la historia para entender el presente y comprender que Halloween no es una invención Anglosajona ni Americana, como erróneamente se cree. No obstante, cabe destacar que han contribuido y mucho a su recuperación como fiesta para exportarla a otros países, donde o bien había caído en el olvido colectivo o sencillamente no se había celebrado hasta ahora.

 

El origen de Halloween en los pueblos Celtas

Desafortunadamente no es mucho lo que se sabe acerca de la civilización Celta, pero sí existen evidencias de que las regiones de la Europa Atlántica como Portugal, España, Francia, Inglaterra, Irlanda o Escocia celebraban alrededor del 31 de octubre y el 1 de noviembre una festividad pagana llamada Samhain para conmemorar el final de la temporada de las cosechas y recibir la llegada del invierno, la estación oscura.

En el calendario Celta, el 1 de noviembre era el primer día del año nuevo, de modo que para ellos era una fecha muy importante y señalada. “Samhain” es una palabra procedente del antiguo idioma gaélico, un grupo de lenguas que hablaban los Celtas y que literalmente significa “fin del verano”. Es en esta fiesta donde se encuentra el origen de Halloween.

En Galicia esta celebración ha resistido el paso del tiempo mejor que en otros puntos de la Península Ibérica. Es conocida como “Samaín” y es en el noroeste de España donde más resquicios culturales han quedado arraigados, allí donde la posterior romanización y cristianización no pudieron borrar del todo las huellas de Samhain. De igual modo sucedió en Irlanda y Escocia, donde los romanos no lograron jamás poner un solo pie, así que estos pueblos preservaron más fuertemente que otros sus tradiciones Celtas.

 

¿En qué consistía el Samhain? 

Durante la noche de Samhain los Celtas creían que la barrera entre el mundo de los vivos y los muertos se difuminaba, propiciando que los espíritus regresaran desde el más allá para mezclarse entre los vivos. Era habitual colocar nabos ahuecados, tallados con un rostro e iluminados con velas en las ventanas y entradas de las casas para “indicarles el camino” o bien disuadirlos de entrar. Esta tradición de ahuecar y tallar verduras estaba muy extendida por todos los territorios de influencia Celta. 

Entre los rituales que se realizaban en esta fiesta, era habitual que los Celtas se disfrazaran de animales o monstruos utilizando diferentes máscaras y túnicas. Ocultaban así su identidad para despistar a los malos espíritus y evitar ser poseídos. Solían danzar de esta guisa alrededor de grandes hogueras junto a los Druidas, los sacerdotes del mundo Celta, que al parecer sacrificaban el ganado excedente que consideraban no sobreviviría al largo invierno.

 

 

druidas-samhain-celtas
Los Druidas fueron sacerdotes en los pueblos Celtas y eran los únicos que podían contactar con los Dioses. 

 

Los Druidas eran una clase sacerdotal privilegiada y muy respetada, aunque a nuestros días no han llegado más que las descripciones que los Romanos plasmaron de ellos en sus obras.

 

Se ha especulado mucho sobre posibles sacrificios humanos a los Dioses la noche de Samhain. Si bien son meras conjeturas basadas en indicios, no se puede afirmar rotundamente una cosa o la otra. Las excavaciones arqueológicas de yacimientos prerromanos hacen sospechar de muertes rituales. Grupos de calaveras apiladas en lugares que pudieron ser templos sugieren muchas teorías; una de ellas es que los Druidas conservaban las cabezas de sus enemigos como trofeos u ofrendas a los Dioses.

Las grandes cantidades de huesos de animales y también humanos encontrados en hoyos en la tierra también insinúan algún tipo de sacrificio ritual. No puede descartarse con facilidad la posibilidad de sacrificios humanos, puesto que las evidencias no son del todo esclarecedoras al respecto. La literatura Romana tampoco ayuda mucho a desterrar esta teoría, pero también hay que tener en cuenta que estos relatos de autores Romanos buscaban desprestigiar a sus enemigos.

Como era temporada de abundantes cosechas, las últimas antes de la llegada del frío, los Celtas también realizaban ofrendas de alimentos como símbolo de hospitalidad. Se solían colocar bandejas de comida fuera de los hogares o bien en lugares más apartados como en bosques, para que los seres sobrenaturales que se suponía vagaban sin rumbo la encontraran.

Los textos más antiguos presentan Samhain como una celebración que duraba tres días y tres noches, donde los miembros de las tribus debían presentarse ante los reyes o jefes tribales. En caso contrario, los Dioses castigarían a aquellos que se ocultaran con terribles enfermedades y la muerte. Otros documentos nos hablan de verdaderos banquetes que duraban seis días, donde se comía y bebía alcohol en exceso, normalmente cerveza.

 

Los seguidores de la religión Wicca, que practican ritos Celtas, siguen refiriéndose a Halloween por su nombre antiguo, Samhain, y consideran que es la noche más sagrada del año.

 

Evolución de Samhain con la Romanización de los pueblos Celtas

La invasión Romana de los territorios Celtas influyó mucho en los cultos y celebraciones. Durante este período adquirió notable importancia el festival dedicado a la diosa Romana de la cosecha, Pomona. Esta deidad de la mitología Romana se relacionaba con la abundancia, precisamente lo que también se celebraba el último día del año Celta en relación a las últimas cosechas de la temporada. Los principales atributos de Pomona eran la hoz o el cuchillo de podar. Le gustaban los jardines bien cuidados, los árboles frutales y los huertos. 

Celtas y Romanos pensaron que podían fusionar ambos festejos puesto que giraban entorno a la misma temática de las cosechas y el aprovisionamiento de alimentos para pasar el duro y largo invierno. De este modo, se cree que la fiesta de Samhain fué asimilada por los romanos, así como la de Pomona por los nativos colonizados y es en este punto donde se puede encontrar también el origen de Halloween.

 

pomona-diosa-cosechas
Retrato de Pomona, la diosa Romana de las cosechas, por Nicholas Fouché, circa 1700. Ubicado en la colección del Museum of Fine Arts de Budapest.

 

El origen de Halloween también se ha asociado con el festival Romano de los difuntos llamado Parentalia, aunque éste se solía celebrar el 13 de febrero. Durante este día los romanos rendían homenaje a sus familiares y antepasados fallecidos, llevando a las tumbas guirnaldas de flores y alimentos como ofrenda. 

Con la caída de Roma empezó a consolidarse el Cristianismo como religión predominante, aunque ya se había adoptado como religión oficial en las últimas etapas del Imperio. Con la llegada de esta nueva creencia monoteísta se inició una dura represión y persecución a todo lo que fuera considerado no cristiano.

 

La represión del Cristianismo a los cultos paganos

Alrededor del siglo V d.c. se empezó a celebrar All Hallow Even  o All Hallows Eve, que junto con el All Souls Day, que caía en 2 de noviembre, supuso la conversión de Samhain al Cristianismo. De hecho, Halloween es una palabra acortada o contracción de “All Hallows Eve” (Víspera de todos los santos). Por lo tanto, su etimología es cristiana. 

La versión Cristiana de Samhain se aleja de las cosechas y se centra en homenajear a todos los santos y los espíritus de los difuntos. También era el día para rezar por las almas que subían hasta el purgatorio. 

Precisamente, si poco ha sobrevivido hasta nuestros días del mundo Celta, es debido al Cristianismo. Calificaron las celebraciones Celtas como prácticas propias de herejes y con el objetivo de afianzar su dominio político y social de Europa, destruyeron la cultura, monumentos y tradiciones Celtas. 

 

todos-los-santos-dia-de-los-dinfuntos
The day of the dead, por William Adolphe Bouguereau, 1859.

 

Los pueblos paganos fueron sometidos y cristianizados, sus creencias fueron tachadas de perversas y demoníacas. De hecho, hasta la llegada del Cristianismo no existía la figura del demonio como tal, el ángel caído conocido como Lucifer. Esto sirvió como pretexto a los cristianos para justificar su dura represión. 

A pesar de los esfuerzos por la iglesia católica y protestante por eliminar todas las huellas de las celebraciones paganas, en lugares como Escocia e Irlanda, donde siempre fueron difíciles de dominar, Samhain logró sobrevivir al paso de los siglos hasta nuestros días. 

 

La emigración de Europeos a los EEUU

A mediados del siglo XIX, en pleno auge de la revolución industrial, se produjeron diversas oleadas masivas de immigrantes irlandeses a EEUU que huían de la terrible Gran Hambruna Irlandesa en busca de oportunidades en el nuevo mundo. También emigraron un número importante de Escoceses.

Irlandeses y Escoceses llevaron consigo a EEUU y Canadá la festividad de Halloween, compartiéndola con los Americanos. Los irlandeses expandieron la leyenda de Jack O’ Lantern y su tradición de tallar nabos. Posteriormente se emplearon calabazas debido a que eran más fáciles de conseguir en EEUU y también más rápidas de ahuecar y tallar.

 

calabazas-halloween
Calabazas de Halloween talladas como símbolo de Jack O’Lantern.

 

Se podría decir que a raíz de estas secuelas coloniales se encuentra el origen de Halloween, donde empieza a tomar la forma que conocemos. Cabe destacar que al principio esta fiesta importada de forma masiva por irlandeses y escoceses tuvo un fuerte rechazo por parte de los puritanos de Nueva Inglaterra, quienes la creían una especie de culto al anticristo, pero finalmente la acabaron aceptando. 

 

La leyenda de Jack O’Lantern

La leyenda Irlandesa nos relata que Jack O’ Lantern fué un irlandés de mala vida, muy aficionado a la bebida y al juego. La noche de un 31 de octubre, el mismísimo diablo se presentó ante él en una de las tabernas que solía frecuentar. Existen varias versiones de esta leyenda, pero todas coinciden en que Jack se las ingenió para engañar al diablo y retrasar el momento de su muerte. 

Pasado un tiempo, Jack murió, pero se encontró en un gran aprieto. Su vida había sido demasiado pecaminosa como para poder ser admitido el Cielo. Como mediante sus engaños el diablo había prometido no llevarse su alma, tampoco pudo entrar en el infierno.

 

También te puede interesar:

6 curiosidades sobre Stonehenge

Boudica, la reina Celta que desafió a Roma

Avalon, la leyenda de una isla mística

 

De modo que Jack no tenía a donde ir, puesto que no lo querían ni el cielo, ni en el infierno. Se preguntó cómo podría encontrar su camino en medio de la nada y la oscuridad que le asolaba. Ya que no tenía luz alguna, a modo de burla el Diablo le arrojó una brasa del mismísimo infierno que nunca dejaría de arder. 

Jack ahuecó uno de sus nabos, que era su comida favorita, puso la brasa en su interior y comenzó a vagar eternamente sin rumbo por todo el mundo para encontrar un lugar donde finalmente descansar. Fue así como pasó a ser conocido como Jack of the Lantern (Jack el de la linterna), o Jack O’Lantern. Y de esta siniestra linterna viene el símbolo de la icónica calabaza tallada e iluminada que todos conocemos en Halloween. 

 

Halloween en el siglo XX

El origen de Halloween cobra verdadera importancia en el siglo pasado para los Americanos. A lo largo del siglo XIX la costumbre de disfrazarse la noche del 31 de octubre fue popularizándose cada vez más en Estados Unidos. A principios del siglo XX, se empezó a practicar el famoso Trick or Treat (Truco o trato) donde se gastaban bromas entre ellos, en ocasiones algo crueles. Durante los años 30 se empezó a rozar el vandalismo durante esta noche, donde muchos aprovechaban para desfogarse con sus vecinos y como mínimo llenarles la fachada de casa de huevos estampados.

La primera celebración masiva de Halloween se considera que tuvo lugar en el año 1921 con un gran desfile en Minessotta. Más tarde, otros estados fueron subiéndose al carro y adoptando la fiesta. 

Mención especial merece el inicio del siglo XX, cuando Halloween experimentó una especie de punto álgido terrorífico, cuando la gente se disfrazaba de una forma verdaderamente espeluznante. Un simple payaso, una máscara de animal o cualquier otro simple atuendo visto con nuestros ojos deja en evidencia al mismísimo muñeco diabólico. Tampoco ayuda mucho que las fotos fueran tomadas en blanco y negro, si no, echadle un vistazo a este artículo de 22 disfraces de Halloween de principio de siglo XX que te atormentarán toda la noche

 

halloween-eeuu-años-20

 

Hacia los años 50 Halloween era ya muy popular en todo el territorio Estadounidense y en gran parte de Canadá, sobretodo en la zona inglesa. A finales de los 70, Hollywood se encargaría de darle bombo y promocionar a niveles internacionales esta celebración gracias a las películas de terror. Podríamos citar muchas, como por ejemplo Halloween de John Carpenter (1979) y otras no necesariamente centradas en la fiesta en sí, donde en algunas escenas cotidianas se mostraba a las familias celebrando Halloween. ¿Quién no recuerda las escenas de ET cuando lo disfrazan de fantasma en Halloween para pasar desapercibido? 

 

El Halloween Americanizado. ¿Qué se celebra en en la actualidad?

 

Trick or treat

La tradición más conocida y popularizada en las películas Americanas es la de grupos de niños disfrazados, ataviados con grandes cestas que recorren el vecindario picando a las puertas. Al son de la pregunta: “¿Truco o trato?” piden dulces. Los vecinos más amables les obsequiarán con un puñado de caramelos y en caso contrario, los niños les harán alguna broma o travesura. Este juego tendría origen en la tradición de pedir el “soul cake” (pan de alma) en Gran Bretaña o Irlanda durante la Edad Media. En Portugal, Galicia y otras zonas de España (como CataIuña o Ibiza) también se solía pedir comida por las casas

Fiestas de disfraces de terror

La tradición es disfrazarse de algo que dé miedo, cuanto más, mejor. Esta costumbre tiene sus raíces probablemente en aquellos antepasados que danzaban alrededor de las hogueras cubiertos con máscaras y túnicas para ahuyentar a los malos espíritus. De todos modos, últimamente vemos como no solo la gente se disfraza de algo relacionado con el terror, cualquier temática vale.  

 

disfraz-niños-halloween

 

Pesca de manzanas (Apple Bobbing)

La manzana es una fruta que se asocia a la buena suerte y el hecho de morderla propicia la buena fortuna. Este divertido juego consiste en llenar un enorme recipiente de agua y meter dentro varias manzanas, que al ser poco densas flotan en la superficie. Se trata de una competición donde gana el primero que pesque una manzana con la boca. El uso de las manos no está permitido y a veces se suelen atar a la espalda para evitar trampas.

Pumpkin pie (Tarta de calabaza)

Es muy tradicional en Estados Unidos y las islas Británicas comer tarta de calabaza la noche de Halloween. Los Americanos también la suelen comer el día de Acción de Gracias y en Navidades. Se trata de una receta sencilla con base de bizcocho, calabaza y aderezada con un toque de canela, nueces molidas o jenjibre. 

 

tarta-calabaza-pumpkin-pie

 

Decoración en las casas

Lo hemos visto en las películas y se ha puesto muy de moda decorar las casas con elementos terroríficos muy variados. No solo calabazas con velas ambientan esta noche, sino también telas de araña, murciélagos, insectos, esqueletos, fantasmas, vampiros, brujas… Todo vale con tal de transformar nuestro hogar en un verdadero castillo del terror.

 

 

Conclusiones acerca del origen de Halloween

Parece sencillo encontrar la conexión de Halloween con antiguos rituales, ya que todas la fiestas que han aportado algo giran entorno a un mismo tema: los difuntos. En España nuestra tradición cristiana la ha llevado a convertirse en la festividad de Todos los Santos el 1 de noviembre, día en que se suelen visitar los cementerios para rendir homenaje a los difuntos. Se renuevan las flores, se enciende una vela o se medita sobre los seres queridos que partieron de este mundo. 

Cada año el despliegue de medios para celebrar Halloween parece mayor, convirténdose así en una fiesta consumista más, exportada en su versión “Americanizada” por los propios EEUU. En ese sentido, sí es Americana, pero si volvemos la vista más atrás con un poco de perspectiva, también es Celta, Romana y Cristiana.

 

decoracion-halloween

 

Semanas antes del 31 de octubre podemos ver muchos escaparates de tiendas decorados con telarañas, monstruos y calabazas. Recuerdo como hace apenas unas décadas en España solo se conocía Halloween a través del cine y la literatura que nos llegaban desde fuera.

Y es que la forma que va adoptando a través del tiempo una misma fiesta dice mucho de la sociedad que la celebra. Quizás dentro de miles de años, los libros de historia apunten hacia nosotros hablando de cómo era el Halloween en la sociedad capitalista, tal y como hacemos ahora con nuestros antepasados paganos y cristianos.

 

Fuentes:

  • Rogers, Nicholas. Halloween: from Pagan Ritual to Party Night. Oxford University Press, 2003.
  • History.com Editors. “Samhain.” History.com, A&E Television Networks, 6 Apr. 2018, https://www.history.com/topics/holidays/samhain.
  • “Halloween.” Wikipedia, Wikimedia Foundation, 16 Oct. 2019, https://es.wikipedia.org/wiki/Halloween.
  • “Samhain.” Wikipedia, Wikimedia Foundation, 4 Oct. 2019, https://es.wikipedia.org/wiki/Samhain.
  • Delgado, Daniel, et al. “¿Cuál Es El Origen De La Fiesta De Halloween?” MuyHistoria.es, 23 Sept. 2018, https://www.muyhistoria.es/curiosidades/preguntas-respuestas/icual-es-el-origen-de-la-fiesta-de-halloween#.
  • “Inglaterra.” Wicca Celtibera, https://wiccaceltibera.wordpress.com/tag/inglaterra/.
  • Alberola, Eva, and Eva Alberola. “Halloween.” “UNA DE ROMANOS”… Historias Que Hacen Historia!!!, https://unaderomanos.wordpress.com/tag/halloween/.

 

Y si os interesa tanto como a mí la historia de Halloween con todo lujo de detalles y explicada con rigor desde sus raíces en las sociedades pre-cristianas hasta la actualidad, os recomiendo este libro de Nicholas Rogers. El autor ha realizado una extensa investigación, dándonos constantes referencias y fuentes para apoyar su narración:

 

 

¿Eres de los que celebran Halloween o te resistes al cambio? ¿Qué te parece esta tradición con influencias tan antiguas? ¡Anímate a dejar un comentario y comparte este articulo si te ha gustado! Os recuerdo también que podéis seguirme por Facebook, Twitter e Instagram para no perderos nada sobre Britania for you. 

 

4 Comentarios

  • Avatar

    El truco de mamá (Pilar)

    La historia del origen de la celebración de Halloween es sin duda fascinante! Mezcla muchísimas tradiciones y el resultado es de una riqueza excepcional. No deberíamos quedarnos solo en su aspecto comercial, porque nos perdemos mucho. En mi tierra se celebra en algunos lugares la Noche de las Ánimas, siguiendo las costumbres de hace tiempo. Así que en muchos puntos se intenta recuperar su propia esencia. Un abrazo!

    • Avatar

      Britania for you

      Hola Pilar! Estoy de acuerdo contigo. Muchas personas miran con preocupación la creciente celebración de Halloween en España, pero no son conscientes de que las raíces de esta fiesta se encuentran precisamente también en nuestra península Ibérica. Simplemente es un retorno de una tradición que en algunos puntos se había perdido, pero que en otros como bien dices en Aragón con la noche de las ánimas, se ha mantenido viva. Es un ejercicio muy recomendable indagar en el pasado para ver que Halloween simplemente es una modernización de lo que ya era nuestro desde hace más de 2000 años. Un abrazo guapa! Y feliz Halloween, Samhain, Samaín o noche de las ánimas 😉

    • Avatar

      Britania for you

      ¡Hola Emma! Creo que es bueno conocer y difundir los orígenes de una fiesta tan americanizada como bien dices, por eso me animé a escribir este artículo. Me alegro de que te haya gustado, gracias por pasarte y comentar. ¡Otro abrazo para tí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.